No, Taylor Swift no está vendiendo ollas Le Creuset

featured image

El gusto de Taylor Swift por Le Creuset es real: su colección de utensilios de cocina ha aparecido en una cuenta de Tumblr dedicada a la decoración del hogar de la estrella del pop, se evidencia en los regalos de boda que le dio a una seguidora y en un documental de Netflix que fue destacado en la página de Facebook de Le Creuset.

Lo que no es real es el supuesto patrocinio de Swift hacia los productos de la empresa, que en las últimas semanas han aparecido en anuncios publicados en Facebook y otros medios en los que sale su cara y su voz.

Los anuncios son una de las muchas estafas centradas en famosos que la inteligencia artificial ha hecho que sean más convincentes. En una sola semana de octubre, el actor Tom Hanks, la periodista Gayle King y la celebridad de YouTube MrBeast dijeron que se habían utilizado versiones de sí mismos hechas con inteligencia artificial, sin permiso, para promocionar sospechosos planes dentales, ofertas de regalos de iPhone y otros anuncios.

Según los expertos, en el caso de Swift la tecnología de inteligencia artificial ayudó a crear una versión sintética de la voz de la cantante, que se combinó con imágenes suyas y videos de ollas Le Creuset. En varios anuncios, la voz clonada de Swift se dirigía a los “swifties”, sus seguidores, y decía que estaba “encantada” de regalar utensilios de cocina. Todo lo que había que hacer para recibir los utensilios era pulsar un botón y responder a unas preguntas antes del final del día.

Le Creuset dijo que no colaboraba con la cantante en ningún sorteo. La empresa instó a los compradores a revisar sus cuentas oficiales en línea antes de hacer clic en anuncios sospechosos. Los representantes de Swift, que fue nombrada persona del año por la revista Time en 2023, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Los famosos han prestado su fama a los anunciantes desde que existe la publicidad. A veces, sin querer. Hace más de tres décadas, Tom Waits demandó a Frito-Lay —y ganó casi 2,5 millones de dólares— después de que la empresa de papas fritas imitara la voz del cantante en un anuncio de radio sin su permiso. La campaña de estafa con Le Creuset también incluía versiones falsas de Martha Stewart y Oprah Winfrey, quien en 2022 publicó un video en el que expresaba su molestia por la prevalencia de anuncios falsos en redes sociales, correos electrónicos y sitios web que afirmaban de manera falsa que ella patrocinaba unas gomitas para adelgazar.

En el último año, los grandes avances en la inteligencia artificial han hecho que sea mucho más fácil producir una réplica digital no autorizada de una persona real. Las falsificaciones de audio han sido especialmente fáciles de producir y difíciles de identificar, según Siwei Lyu, profesor de informática que dirige el Laboratorio Forense de Medios de la Universidad de Búfalo, en Nueva York.

Es probable que la campaña de estafa de Le Creuset se creó con un servicio de conversión de texto a voz, explicó Lyu. Estas herramientas suelen traducir un guion en una voz generada por inteligencia artificial, que luego puede incorporarse a secuencias de video ya existentes mediante programas de sincronización labial.

“Hoy en día, estas herramientas son muy accesibles”, afirmó Lyu, quien añadió que es posible hacer un “video de calidad decente” en menos de 45 minutos. “Se está volviendo muy fácil y por eso estamos viendo más”.

Decenas de diversos anuncios de estafa de Le Creuset, pero similares a los que muestran a Swift —muchos de ellos publicados este mes— eran visibles desde finales de la semana pasada en la selección pública de anuncios de Meta. (La compañía es la propietaria de Instagram y Facebook). La campaña también se publicó en TikTok.

Los anuncios remitían a los usuarios a sitios web que imitaban medios legítimos, como el Food Network, en los que se mostraban noticias falsas sobre la oferta de Le Creuset junto con testimonios de clientes ficticios. Se pedía a los participantes que pagaran una “pequeña tarifa de envío de 9,96 dólares” por los implementos de cocina. Los que cumplían se enfrentaban a cargos mensuales no declarados sin recibir los utensilios de cocina prometidos.

Algunos de los anuncios falsos de Le Creuset, como uno que imitaba a la diseñadora de interiores Joanna Gaines, tenían un engañoso brillo de legitimidad en las redes sociales gracias a las etiquetas que los identificaban como publicaciones patrocinadas o que procedían de cuentas verificadas.

En abril, el Better Business Bureau advirtió a los consumidores que las estafas de celebridades falsas hechas con IA eran “más convincentes que nunca”. Las víctimas se encontraban a menudo con cargos más altos de lo esperado y sin rastro del producto que habían pedido. Los banqueros también han denunciado intentos de estafadores de utilizar grabaciones de voz ultrafalsas o réplicas sintéticas de la voz de personas reales, para cometer fraudes financieros.

En el último año, varios personajes conocidos han tenido que distanciarse de manera pública de anuncios en los que aparecía su imagen o su voz manipulada por la inteligencia artificial.

Este verano se difundieron en internet anuncios falsos en los que aparecía el cantante de country Luke Combs promocionando gomitas para adelgazar que le había recomendado su colega Lainey Wilson. Wilson publicó un video en Instagram denunciando los anuncios, en el que decía que “la gente hará lo que sea para ganarse un dólar, aunque sea mentira”. El mánager de Combs, Chris Kappy, también publicó un video en Instagram negando su implicación en la campaña de las gomitas y acusando a empresas extranjeras de utilizar inteligencia artificial para replicar el parecido de Combs.

“Para los mánagers que me ven, la inteligencia artificial es algo aterrador y la están usando contra nosotros”, escribió.

Un portavoz de TikTok dijo que la política de anuncios de la aplicación requiere que los anunciantes obtengan el consentimiento para “cualquier medio sintético que contenga una figura pública” y añadió que las normas de la comunidad de TikTok requieren que los creadores revelen cuando haya “medios sintéticos o manipulados que muestren escenas realistas”.

Meta dijo que tomó medidas sobre los anuncios que violaban sus políticas, las cuales prohíben el contenido que utiliza figuras públicas de manera engañosa para tratar de estafar a los usuarios. La empresa señaló que había emprendido acciones legales contra algunos autores de este tipo de estafas, pero añadió que los anuncios maliciosos solían eludir los sistemas de revisión de Meta camuflando su contenido.

Como no hay leyes federales que aborden las estafas de inteligencia artificial, los legisladores han propuesto leyes para limitar sus daños. Dos proyectos de ley presentados en el Congreso el año pasado —la ley de responsabilidad sobre ultrafalsos en la Cámara de Representantes y la ley contra las falsedades en el Senado— exigirían salvaguardas como etiquetas de contenido o permiso para utilizar la voz o la imagen de alguien.

Al menos nueve estados, entre ellos California, Virginia, Florida y Hawái, tienen leyes que regulan los contenidos generados por la inteligencia artificial.

Por ahora, Swift probablemente seguirá siendo objeto de experimentos con esa tecnología. Versiones sintéticas de su voz aparecen regularmente en TikTok, interpretando canciones que nunca cantó, criticando a los críticos y sirviendo como tonos de llamada. Una entrevista en inglés que concedió en 2021 al programa Late Night With Seth Meyers fue doblada con una interpretación artificial de su voz en mandarín. Un sitio web cobra hasta 20 dólares por mensajes de voz personalizados del “clon de Taylor Swift por inteligencia artificial”, prometiendo “que la voz que oyes es indistinguible de la real”.

Source link

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Comments :

Post a Comment